martes, 27 de agosto de 2013

EDUCACIÓN VIAL

LA EDUCACIÓN VIAL COMO EL PRIMER PILAR DE UNA BUENA POLÍTICA CRIMINAL DE SEGURIDAD VIAL

Como sabemos la Política Criminal en Seguridad Vial la podemos dividir en en tres prevenciones (primaria, secundaria y terciaria) y de las tres la mas importante  es la primera, ya que una buena planificación de ésta, nos privaría de tener que aplicar las dos siguientes. ¿Pero como lo conseguiríamos?, muy sencillo con la implementación de la  EDUCACIÓN VIAL en todas las esferas de nuestra vida, empezando desde la infancia.

Pero antes de continuar, ¿qué entendemos por educación vial?
"La Educación Vial persigue la formación del comportamiento del usuario de las vías cuando haga uso de éstas, ya sea como peatón, viajero o conductor. Pudiendo decir, que es el arte de saber andar, conducir y comportarse con seguridad, respetando siempre a los demás".
La educación vial es el motor principal para una buena prevención de los delitos contra la seguridad vial y contra la prevención de los siniestros viales.  La prevención en educación vial tiene dos fases que van correlacionadas una con la otra: la formación y la acción (o puesta en practica).
Para que la prevención sea un echo, hace falta que la persona conozca el peligro y conocer el peligro es ir mas allá de la simple formación. Pero como sabemos no solo vale conocer el peligro para poder evitarlo, tenemos que saber percibirlo y esto solo se logra cuando estamos interactuando en las vías publicas ya sea como peatón, conductor o viajero.  Pero después de conocer el peligro y saber percibirlo, tenemos que querer evitarlo, y esto solo se consigue con una buena actitud y socialización en el tráfico.
Todo lo anterior es lo que tiene que englobar la educación vial, formar a las personas, no solo en conocimientos teóricos, sino en actitudes y valores para que tengan una formación global en educación vial que les ayudará a desenvolverse sin problemas por las vías y a respetarse mutuamente con todas las personas que participamos de la vida diaria de las calles o carreteras de nuestro entorno.
Una buena política criminal en seguridad vial tiene que empezar desde que somos niños, aprendiendo en las escuelas educación vial, pero no debe quedarse ahí, tiene que seguir en casa con los padres (y esto se consigue si ellos de niños han recibido esta educación) y continuar con ella en todas las esferas de nuestra vida, en el trabajo,etc.
Así, el día de mañana conseguiremos tener a todas las personas formadas,experimentadas y socializadas en el tráfico viario y podremos olvidarnos de esas malas noticias que vemos todos los días en las noticias de "ha habido tantos muertos en las carreteras o han sido detenido tantos conductores..." (aunque eso es una utopía, pero hay que luchar por ello).




Publicar un comentario

También te puede interesar